Afectados COVID-19. Nuestro despacho está disponible para reunirse con usted de manera remota: VER MAStelefono(+34) 91 125 04 82.

Si la negligencia es cometida en un centro sanitario privado, el procedimiento a seguir será una demanda por responsabilidad civil contra quienes hayan causado el daño. 

Se trata de un procedimiento ante los tribunales de la jurisdicción civil donde reclamaremos una indemnización por los daños y perjuicios causados a los responsables de la negligencia médica. 

La carga de la prueba corresponde al paciente: es decir, es el paciente reclamante quien ha de demostrar ante los tribunales que en la actuación del médico ha existido un acto que ha infringido la LEX ARTIS AD HOC y que en consecuencia de ello se ha producido el daño por el que se reclama. 

Si se da la razón al paciente que ha sufrido el daño, éste tendrá derecho a una indemnización con cargo al patrimonio del causante (profesional sanitario) pero no siempre será este quién pagará por entero esta indemnización, sino que será cubierta, en parte o totalmente, por la compañía aseguradora con la que el médico haya contratado un seguro de responsabilidad civil, siempre que se cumplan estos dos requisitos:

  • Que quede demostrada la responsabilidad de su asegurado. 
  • Que los daños se hayan causado en el desarrollo de una de las actividades cubiertas por el seguro. 

Por eso, la demanda se dirige tanto al profesional sanitario que ha realizado el acto médico enjuiciado como a la compañía aseguradora.

El plazo de prescripción para reclamar por una negligencia médica ante la sanidad privada es de cinco años a contar desde el momento en que el perjudicado tiene un conocimiento completo del daño que se le ha causado. Sin embargo, si quiere hacerse uso de la acción directa, el plazo es mucho más breve, de un año, y también a contar desde que se tiene un conocimiento total del daño. 

Carosso Abogados

Desde nuestro despacho, y ante un escenario de tal angustia e incertidumbre, entendemos que es esencial asegurar y proporcionar a las familias afectadas toda la información relativa a la causa de las lesiones a la mayor brevedad posible, además de facilitarles todos los medios que necesita para tomar la decisión de iniciar una reclamación con las debidas garantías.

La elección de un despacho de abogados especializado y con experiencia en este campo del derecho es de vital importancia. Dejarse acompañar por expertos en la materia nos permite sentirnos representados con mayores garantías frente a las graves dificultades derivadas de la indeseada mala asistencia médica. 

Lo primero que vamos a hacer es analizar si el caso es viable y estudiar las posibilidades de éxito. Para esto, encargaremos un estudio médico previo para saber desde un primer momento los diferentes escenarios que se pueden presentar. 

Para ello, ponemos a disposición un equipo multidisciplinar de expertos médicos de todas las especialidades (cardiólogos, neurólogos, ginecólogos y obstetras, entre otros) para elaborar el  informe de viabilidad, sin coste para el paciente, donde se detecta si existió un error en el deber de cuidado o en la manera en que se procedió en el diagnóstico o tratamiento médico que ha ocasionado las lesiones. 

Nuestro despacho está destinado principalmente a todos aquellos pacientes que reciben o buscan una respuesta del sistema sanitario (público o privado) ante un eventual fallo. Nunca representamos a hospitales, clínicas o profesionales de la salud contra un usuario del sistema de salud. 

 

 

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies