Afectados COVID-19. Nuestro despacho está disponible para reunirse con usted de manera remota: VER MAStelefono(+34) 91 125 04 82.

Según la Sociedad Española de Oncología Médica, en el año 2019 el número total de nuevos casos de cáncer en España alcanzó los 277.234, de los cuales 148.827 se desarrollaron en varones y 98.944 en mujeres. 

Los cánceres más frecuentes resultan ser los de colon y recto (44.937 nuevos casos), próstata (34.394), mama (32.536), pulmón (29.503) y vejiga urinaria (23.819).

En cuanto a las negligencias médicas, los errores pueden ocurrir fundamentalmente de dos formas: retraso o demora en el diagnóstico del cáncer existente de un paciente o diagnóstico de una condición médica diferente a la del cáncer cuando no hay cáncer.

Cuando un profesional médico diagnostica erróneamente un tipo de cáncer, estadio o ubicación existente del mismo, puede ser sumamente perjudicial para la evolución de su tratamiento, o en el peor de los casos, mortales para el paciente.

El diagnóstico erróneo de cáncer es devastador para los pacientes, teniendo un impacto físico, emocional y económico brutal para las familias. 

¿Cómo se diagnostica el Cáncer?

Gracias a las técnicas de screening poblacional o cribado, cada vez se detectan más tumores en estadios precoces sin que hayan dado lugar a síntomas y por lo tanto se obtienen unos resultados mucho mejores.

Los síntomas o manifestaciones derivadas de la presencia del tumor pueden ser muy variados, desde un bulto de rápido crecimiento, tos o ronquera persistentes o sangrado digestivo, entre otros. Conviene recordar que la gran mayoría de estos signos o síntomas son comunes con otras enfermedades (más leves en general). Por lo tanto, dependiendo de los síntomas se realizarán un determinado tipo de pruebas encaminadas a realizar el diagnóstico.

Generalmente, el diagnóstico diferencial (valorar las posibles causas de un síntoma o signo) comenzará por la anamnesis (interrogatorio médico) y la exploración física.

Posteriormente puede requerir investigaciones analíticas y algunas pruebas de imagen como radiografía o escáner. En ocasiones, los resultados pueden ser sugestivos de la existencia del cáncer al descubrir, por ejemplo, un nódulo mamario en la exploración o en una mamografía, una masa pulmonar en una radiografía o un marcador tumoral elevado.

Sin embargo, para un diagnóstico de certeza es imprescindible la confirmación histológica, que la lleva acabo el patólogo analizando el tumor a través del microscopio. Para ello siempre deberá extraerse y analizarse una muestra del tejido tumoral, con procedimientos como la punción-aspiración o la biopsia.

Muy excepcionalmente, como puede suceder en algunos hepatocarcinomas o tumores cerebrales, puede llegar a prescindirse del diagnóstico patológico.

¿Por qué el tiempo es vital en el diagnóstico del cáncer?

El sistema sanitario regularmente les falla a las personas con cáncer. Las estimaciones para pacientes con cáncer que acuden a médicos y reciben un diagnóstico erróneo varían entre el 28% y 44%.  Este dato es muy variable debido del comportamiento, pronostico y tratamiento de los diversos tipos de cáncer en todas sus etapas.

Cuando el diagnóstico es tardío es posible que el tratamiento médico no sea todo lo eficaz como debiera ser. Para muchos tipos de cáncer, la detección y el tratamiento precoz es vital para que se recupere con éxito de la enfermedad y no continúe en su avance 

En general, si el cáncer se diagnostica en una etapa temprana, requerirá un tratamiento menos invasivo, doloroso y tóxico, siendo como decimos que tiene una mayor probabilidad de curarse de la enfermedad. 

Sin embargo, esa detección y tratamiento temprano pueden no ocurrir si el cáncer se diagnostica erróneamente, ya sea porque el médico no hace un diagnostico o, después de ser consultado por un paciente que muestra los síntomas de alguna forma de cáncer, diagnostica la enfermedad o afección de manera incorrecta.

No todos los diagnósticos erróneos son causados ​​por una negligencia médica, pero muchos sí lo son.  Si un médico no lo diagnosticó adecuadamente como cáncer y, como resultado, la enfermedad progresó causando un daño mucho mayor -requiriendo tratamiento adicional-, puede tener motivos para emprender acciones legales contra el médico y/o el hospital donde acudió.

¿Cómo sucede el diagnóstico erróneo?

Hay muchas razones posibles para realizar un diagnóstico erróneo. 

Unos de los últimos estudios que lo realizaron más de 400 oncólogos y patólogos, revelaron lo siguientes datos:

  • El 38,5% ha sido por el tratamiento de la Información fragmentada o faltante en los sistemas médicos.
  • El 47%   por falta de experiencia en la subespecialidad del patólogo.
  • El 6,8%   por falta de tiempo suficiente para hacer un diagnóstico adecuado.

Todos estos factores, que pueden conducir al diagnóstico erróneo de los pacientes e incluso potencialmente a la muerte prematura de muchos, depende exclusivamente y están bajo el control de los médicos y/o clínicas y/o hospitales. 

La adecuación de sus sistemas de información, la calidad de sus patólogos, el número de pacientes que se ven en consulta y la capacidad de los médicos para administrar su tiempo son factores extremadamente importantes para un diagnóstico y tratamiento adecuado. 

Sobre todo, el aspecto más importante del diagnóstico es el trabajo en equipo de los médicos y patólogos para determinar y tratar la enfermedad, sabiendo que existen algunos obstáculos para hacerlo correctamente. 

Si un médico no está especializado, o simplemente comete un error, puede conducir fácilmente a un diagnóstico erróneo. Los problemas específicos que pueden ser la base de un diagnóstico erróneo incluyen:

  • La masa maligna (cancerosa) se diagnostica como benigna (no cancerosa)
  • Se pierde una lesión o tejido maligno en la biopsia
  • Retrasos en la lista de espera
  • El tumor está mal clasificado en cuanto a tipo o grado
  • El paciente con mayor riesgo de cáncer no recibe una exploración adecuada
  • El médico no presta suficiente atención a los síntomas o signos del paciente
  • Falta de seguimiento adecuado con un paciente cuando se debería sospechar cáncer
  • Falta de realización de estudio histopatológico

¿Qué debo hacer ante una Negligencia Médica por un error de diagnóstico en cáncer?

Si tú o un familiar ha sufrido secuelas graves o el fallecimiento de un ser querido, y crees que puede deberse a una negligencia médica por un diagnostico o tratamiento erróneo de cáncer, puedes tener derecho a una indemnización. 

En nuestro despacho, hemos representado a muchas familias que han sufrido un diagnóstico erróneo de cáncer, incluyendo el cáncer de ovario, mama, pulmón, linfático, testicular y muchos otros.

Cómo venimos sosteniendo, resulta esencial que el cáncer se diagnostique de una manera muy precoz, porque progresa por etapas y de manera muy rápida. Si no se diagnostica al paciente a tiempo, es posible que estemos en presencia de una negligencia médica.

No esperes que el equipo médico te reconozca el posible error en el tratamiento de esta patología. Nosotros podemos analizar qué sucedió y por qué. Nos comprometemos a proporcionarte una evaluación exhaustiva y eficaz de tu caso y nuestra opinión rápida sobre si existe un reclamo viable. Solicita una consulta Gratuita.

Con esta actuación damos visibilidad a los errores para que no se vuelvan a repetir, así contribuimos a mejorar nuestro sistema sanitario y ayudamos a muchas familias a llevar el sufrimiento de la mejor manera posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies