Afectados COVID-19. Nuestro despacho está disponible para reunirse con usted de manera remota: VER MAStelefono(+34) 91 125 04 82.

¿Qué es un ataque al corazón? 

Un ataque al corazón (también llamado infarto agudo de miocardio o IM) ocurre cuando el flujo de sangre al corazón se bloquea repentinamente. Sin la sangre que entra, el corazón no puede obtener oxígeno. Si no se actúa rápidamente, el músculo cardíaco comienza a morir. Pero si recibe un tratamiento rápido, es posible que pueda prevenir o limitar el daño al músculo cardíaco. 

Los médicos de asistencia primaria, personal del SUMMA 112 y en general todo el personal de la sala de urgencias, siempre deben estar atentos a la posibilidad de que un ataque cardíaco sea la causa de la solicitud de asistencia de un paciente. 

Aunque el ataque cardíaco es una emergencia médica común, a menudo se pasa por alto o se diagnostica erróneamente esta enfermedad. 

Cuando un ataque cardíaco se detecta y trata rápidamente, la mayoría de los pacientes pueden recuperarse y vivir una vida normal. Sin embargo, si no se trata, un ataque cardíaco puede conducir fácilmente a una discapacidad permanente o el fallecimiento. 

La causa más común de una negligencia médica en el infarto de miocardio es cuando un paciente solicita ayuda médica por presentar síntomas típicos y es enviado a su domicilio sin diagnosticar, sin tratamiento y con un riesgo muy alto de perder la vida.

¿Qué es el diagnóstico erróneo de ataque cardíaco?

En muchos casos, tantos los médicos de asistencia primaria como el personal de la sala de urgencias, deberían ser capaces de anticipar un ataque cardíaco inminente con la sola observación de la historia Clínica del paciente. Pero en muchos otros, la escucha con una mente abierta en lugar de atribuir apresuradamente la presentación de los síntomas a una causa que no es potencialmente mortal y/o la realización de  una exploración minuciosa y exhaustiva, como así también la solicitud de pruebas adecuadas de electrocardiograma (ECG o EKG) y análisis de sangre para ciertas enzimas, resultan esenciales para estudiar sus causas y evitar el infarto.

Más aún, cuando no se puede prever y prevenir un ataque cardíaco, el tratamiento rápido, una vez presentado el infarto, puede salvar la vida de un paciente y/o evitar secuelas permanentes.

Síntomas de ataque cardíaco (infarto de miocardio)

Los síntomas de ataque cardíaco nunca deben tomarse a la ligera o descartarse. Aunque algunos se presentan con síntomas repentinos e intensos, en muchos casos solo se experimentan molestias leves y graduales.  Algunos ataques cardíacos incluyen uno o algunos de los siguientes síntomas:

  • Dolor o molestias en el pecho
  • Dolor o molestia en cualquier otra área de la parte superior del cuerpo, incluido el hombro, el brazo, la espalda, la mandíbula o el estómago.
  • Falta de aire o aliento
  • Debilidad
  • Mareos o aturdimiento
  • Náuseas o vómitos
  • Transpiración
  • Aumento de la ansiedad o sensación de fatalidad inminente

Diagnóstico erróneo de ataque cardíaco

El equipo médico que trata al paciente (asistencia primaria, Summa 112, Urgencias) podrá ser responsable y deberá tener sumo cuidado de no confundir los síntomas de ataque cardíaco con los síntomas de otros problemas médicos menos peligrosos, como son:

  • Acidez
  • Reflujo ácido
  • Esofagitis
  • Angina
  • Bronquitis
  • Neumonía
  • Ataque de ansiedad
  • Cálculos biliares
  • Dolor musculoesquelético

La similitud de los síntomas no es el único factor que conduce a un diagnóstico erróneo de ataque cardíaco. Los pacientes que sufren los ataques cardíacos a menudo se pasan por alto simplemente porque no se ajustan al perfil que los profesionales de la salud esperan o porque les falla su ojo clínico. 

Por esta razón, los ataques cardíacos a menudo se diagnostican erróneamente en personas más jóvenes y en mujeres. Las mujeres tienen un mayor riesgo de ataque cardíaco de lo que se creía. Los factores comunes que conducen a un diagnóstico erróneo de ataque cardíaco incluyen:

  • No leer el historial médico completo
  • No realizar un examen físico completo
  • No considerar el ataque cardíaco en pacientes que parecen saludables
  • No considerar el ataque cardíaco en pacientes más jóvenes
  • No considerar los ataques cardíacos en mujeres
  • No ordenar las pruebas necesarias de manera oportuna y emergente
  • Retraso en el diagnóstico, diagnóstico erróneo o falta de diagnóstico de ataque cardíaco
  • No consultar a especialistas cardíacos de manera oportuna
  • Lectura incorrecta de los resultados del ECG
  • Dependencia excesiva de los resultados del ECG
  • Error de laboratorio

Qué hacer después de un diagnóstico erróneo de ataque cardíaco

Las secuelas graves o el fallecimiento por diagnóstico erróneo de Infarto de Miocardio pueden causar muchas dificultades repentinas para los pacientes y sus familias, incluidos, entre otros, secuelas físicas, emocionales y económicas. 

Si bien es difícil sacar tiempo para contactar a un abogado mientras ocurren estas tragedias, es importante tener en cuenta que existen plazos de tiempo muy cortos para presentar una demanda y tomar medidas legales para solicitar la indemnización.

No esperes que el equipo médico que realizó la atención reconozca el posible error en el diagnóstico o tratamiento de esta patología. Si tú o un ser querido ha sufrido secuelas graves o el fallecimiento, y crees que puede deberse a la falta de prevención de un infarto de miocardio o falta de diagnóstico o tratamiento oportuno en esta patología, puedes tener derecho a una indemnización. 

En nuestro despacho hemos presentado muchos casos de negligencias médicas relacionados con Infarto de Miocardio. Con esta actuación hemos ayudado a muchas familias a llevar el sufrimiento debido a una mala práctica médica de la mejor manera posible.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies